Solo un puñado de países avanza rápido con la vacunación y logra volver de a poco a la normalidad

Solo un puñado de países avanza rápido con la vacunación y logra volver de a poco a la normalidad

La vuelta a la normalidad sin tapabocas y con pocas restricciones empieza a perfilarse en Israel, Reino Unido y Estados Unidos, solo en el puñado de países con más parte de su población vacunada contra el coronavirus en el mundo, mientras que en el resto del planeta las campañas de inmunización contra la Covid-19 continúan su lento avance ante la escasez mundial de dosis.

Israel a la cabeza de la vacunación

En Israel, líder mundial en vacunación contra el virus con más del 62% de sus habitantes inoculados con una dosis y más del 58% con ambas, la curva de contagios y muertes ha caído precipitadamente desde principios de año gracias a un fuerte confinamiento y una agresiva campaña de inmunización.

Desde el pasado 18 de abril, los israelíes pueden prescindir del uso del tapabocas al aire libre y también se reabrieron colegios, comercios, sinagogas, bares y restaurantes, gimnasios, museos y bibliotecas.

Además, están autorizados los eventos deportivos y musicales con público, aunque solo para vacunados y con capacidad limitada.

Si bien Israel no produce localmente las vacunas contra la Covid-19, el país de 9 millones de habitantes logró un acuerdo económico con el gigante farmacéutico estadounidense Pfizer, al que le pagó su inoculante a un precio más elevado y le cedió datos médicos de los inmunizados para poder garantizarse el envío prioritario de dosis.

Desde el pasado 18 de abril, los israelíes pueden prescindir del uso del tapabocas al aire libre y también se reabrieron colegios, comercios, sinagogas, bares y restaurantes, gimnasios, museos y bibliotecas.

Reino Unido

Aunque a una velocidad más gradual, la normalidad pospandémica empieza también a perfilarse en el Reino Unido, el segundo país con más población vacunada en el mundo -casi el 50% con una dosis y el 19,4% con ambas-, donde los contagios y decesos descendieron abruptamente gracias al confinamiento estricto y la inmunización, tras sufrir a finales de 2020 el mayor golpe epidémico vivido en Europa.

Recientemente, el país ha reabierto las escuelas, los comercios no esenciales y las terrazas de bares y restaurantes, mientras que el barbijo nunca ha sido obligatorio en exteriores y se mantiene su uso en el transporte público y en lugares públicos cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.